anonymous-2821433_1280

EN COBRANZAS HAY QUE METER EL VIRUS de la angustia cuando el deudor no quiere acordar con nosotros, nuestro contacto no debe ser gratis, debemos inocular algo para que reaccione el deudor. Si no hay acuerdo la conversación debería finalizar con esta frase: “Registro en su cuenta que no quiere acordar, queda notificado que a partir de hoy Vd. será responsable de lo que ocurra con su deuda de ahora en más”.

Esta frase quizás logre que el deudor reaccione y nos diga “me está amenazando” o “no se qué puede ocurrir, dígame Vd.” y en ambos casos nuestra respuesta podría ser “Sr. Gonzalez, estoy para ayudarlo y Vd. no me deja, quiero evitar las graves consecuencias del no acuerdo, porqué no lo evita y aprovecha esta oportunidad que le estoy ofreciendo ¿Cuánto dinero consigue para este viernes?”. Un poquito maldad puede ayudar a que el deudor reaccione y nos pague. Cursos, videos, artículos y libros de cobranzas, informes: info@eduardobuero.com

EN COBRANZAS HAY QUE METER EL VIRUS
COMPARTIR

Dejá un comentario