fish-1331930_1280

NO HAY DEUDORES DIFÍCILES, HAY COBRADORES PACIENTES. El título lo define todo, ya que si el cobrador hace las cosas bien, tarde o temprano va a lograr cobrarle al deudor. Hacer las cosas bien podría enumerarse en • La mas fácil, aunque no la más efectiva a corto plazo, es que haya alguna garantía contactarse, para ejecutar o bienes para embargar. Si las hay la gestión tiene mejor cobertura aunque no sea el objetivo ejecutar nada. • Si no tiene bienes, hay un trabajo donde llamar para buscar al deudor. Si no lo tiene, de alguien vive por ejemplo su pareja o los padres, se los puede contactar buscándolo y según el país se los puede involucrar o no, por lo pronto un mensaje de la financiera tal sin mas info, sirve mucho. • Informar las deudas a la central de riesgo local y nacional, esto lo obligará a aparecer cuando necesite crédito. Y allí también está la paciencia del cobrador ya que si el deudor se recupera va a querer comprar a crédito y no lo podrá hacer hasta que no nos regularice la deuda. Y por supuesto llamar y llamar , y si se puede, visitar y visitar, hasta que reaccione y nos pague. Desistir del reclamo es el peor error, salvo que económicamente ya no convenga. Parece obvio pero muchos no lo hacen. Cursos de Negociación Efectiva de Cobranzas en

NO HAY DEUDORES DIFÍCILES, HAY COBRADORES PACIENTES
COMPARTIR

Dejá un comentario